twitter_blog

2016-02-06 Show Our Show Hasta Ahora

2016-02-06 Show Our Show Hasta Ahora

Posteado en : 06 Feb, 2016

¿Por qué nunca vienen nuestros artistas favoritos a Panamá? ¿Por qué tenemos que gastarnos tanta plata viajando a otros países para ver a los artistas que en verdad queremos ver? ¿Por qué tenemos que ver a los mismos artistas años tras año? ¿Cuándo habrá un cambio?



Estas son algunas de las preguntas que nos hacíamos todo el tiempo y que siempre salían en conversaciones entre cervezas, quejas en whatsapp y pensamientos mientras escuchábamos música en la casa, bar, o durante el tranque en el carro.



Durante un año de muchos cambios y realizaciones a nivel profesional, educativo y personal, en el 2014 un simple correo fue el catalizador de hacer fluir los pensamientos de cambio y que luego de mucha planificación, daría fruto a algo nuevo, fresco y que estamos seguros que puede revolucionar la industria del entretenimiento de una manera muy holística. Pero volvamos al tema del correo: Alejandro (no solo mi socio, sino mi amigo desde hace varios años y con quien comparto un nexo muy básico: la pasión por la música) me comentó acerca de una idea que le daría el poder de voz de vuelta a los fanáticos, ¡quienes más merecen tenerlo! Me pareció una idea genial y hablamos un poquito al respecto, pero en retrospectiva, no le di la suficiente importancia en el momento y lo dejamos ahí por unos meses mientras terminaba mi MBA en Europa, pero la semilla de la idea que eventualmente se llamaría Show Our Show, estaba firmemente sembrada en mi cerebro.



A mi regreso a Panamá varios meses después, llamé a Alejandro y lo invité a tomarnos unas cervezas y a discutir acerca de esa idea de la cual me había comentado tantos meses atrás. Fuimos a un bar y comenzamos a hablar acerca de cosas muy fundamentales, tales como: ¿nos atreveríamos a hacer algo juntos? ¿estaríamos dispuestos a dejar un trabajo de asalariado para emprender?, entre otras. Luego de ver que ambos estábamos en la misma página, decidimos reunirnos una vez por semana para tirar ideas y ver qué pasaba.



Pasaron muchos meses de ideas, morideras de risa, cervezas, hojas rayadas, servilletas semi-borradas y computadoras rotas, hasta que finalmente teníamos una idea lo suficientemente madura (en nuestras mentes) como para comenzar a desarrollar una plataforma, la cual le daría el poder de voz a los fans y a través de campañas de crowdfunding (básicamente una vaca electrónica) podríamos financiar los conciertos que la gente realmente quiere ver. Una propuesta nueva, fresca e innovadora que estamos seguros que revolucionará la industria de la música y el entretenimiento en general, de la misma manera en que Uber ha revolucionado el transporte o AirBnB ha revolucionado el hospedaje; básicamente es el futuro: la economía compartida. Solamente faltaba un detalle: no habíamos validado el problema, la solución y lo más importante, la propuesta de valor que ofreceríamos.



Un buen día nos reunimos con el Centro de Innovación de la Ciudad del Saber y nos comentaron acerca de un programa llamado Discovery, el cual básicamente sirve como guía para validar las propuestas de valor. ¡Bingo, lo que nos hacía falta! A pesar de que nos sentíamos muy seguros de nuestra idea, decidimos dilatar el desarrollo de la plataforma durante la duración del programa. El mayor aporte fue que tuvimos que hacer entrevistas con nuestro target potencial, por lo cual hicimos más de 200 entrevistas presenciales y nos quedamos con tres máximas: 1) La gente quisiera poder escoger a qué artistas ver, 2) Están hartos de ver lo mismo siempre, y 3) Los precios actuales para conciertos son prohibitivos. Luego de ajustar algunos puntos menores en nuestra idea, finalmente comenzamos el proceso del desarrollo de la plataforma, la cual tercerizamos, ya que ninguno sabía mucho de código.



Pasaron par de meses más y finalmente el día esperado: la plataforma está lo suficientemente robusta como para lanzarla, así que así lo hicimos. Sin bombos ni platillos compartimos el link de la plataforma (www.ShowOurShow.com) en nuestras redes sociales y un presupuesto – más que todo simbólico – de Facebook ads. La bola comenzó a rodar y gente se comenzó a registrar rápidamente, pero lo más importante: ¡estaban proponiendo a sus artistas favoritos!



La plataforma funciona con los fans llenando un formulario básico donde proponen a qué artista quisieran ver en vivo. Luego de suficientes personas votan por el artista, creamos una campaña de crowdfunding, donde en un tiempo finito “pre-vendemos” los boletos del concierto, junto con muchos beneficios (toda la publicidad del evento llevará el nombre del que propuso al artista y éste irá gratis, los fans tendrán acceso al backstage, mercancía autografiada, podrán conocer al artista, entre otros) y de recaudar lo suficiente antes del término del plazo, confirmamos el concierto y se hará realidad el show. De no llegar a la meta, devolveremos hasta el último centavo que nos dieron. Un aspecto muy importante es que nosotros premiamos a las personas que contribuyen con la campaña haciéndolos co-promotores (los llamaremos showseros), ya que gozan de muchos beneficios, pero a la vez necesitamos que ellos mismos rieguen la voz y compartan el show con sus conocidos, ya que solo de esta manera podremos recaudar suficiente para producir el concierto.



Entraron centenares de propuestas, muchas nos intrigaron y decidimos hablar con varios artistas, pero inmediatamente nos dimos cuenta que uno de ellos nos permitiría cumplir con nuestros objetivos a corto plazo: Pepe Bahía, talento del patio que tocan rock indie. Los contactamos, les hablamos de Show Our Show, les gustó la idea, les propusimos que fueran el comienzo de una nueva era e inmediatamente comenzamos a producir el primer concierto con solo 3 semanas de gabela antes de la gran noche.



Mucha planeación, corredera, sudor y lo más importante: ejecución, fue lo que vivimos en esta linda etapa, hasta que llegó la noche esperada, el lanzamiento oficial del primer concierto de Show Our Show. Todo listo, perfecto y a pesar de algunos imprevistos (que siempre son previstos), pudimos tener nuestro primer show y ofrecerle un show de altura a todos los involucrados (banda y fans).



Personalmente me quedo con un momento en mitad de la noche mientras tomaba fotos y videos desde el escenario mientras la banda  estaba en su zona y estremecía al público, los fans coreaban su canción favorita, el juego de luces daban un aura místico y yo solté todo por cinco segundos y solo admiré todo con una gran sonrisa, suspiré y pensé: esto lo hicimos nosotros, le brindamos toda esta alegría a todas estas personas; ¡y esto solo es el comienzo!



Tan pronto como llegó, pasó el show y luego de analizar los resultados, evaluar ejecución y proponer mejoras, nos encontramos en la planeación del próximo show. Hay varias votaciones avanzando a paso rápido, por lo cual estamos planeando los conciertos a seguir. Solo el tiempo dirá si nuestra propuesta es la que brindará la mejor respuesta al problema que existe actualmente, pero algo es seguro: la falta de pasión y trabajo fuerte no será la razón que nos impedirá convertir a Show Our Show en todo un éxito.


Comentarios

Por favor INICIAR SESIÓN al sitio para postear tu Comentario.

Comentarios recientes

  • No hay comentarios.